Mujeres en Red
twitter
twitter


La paridad en el Consejo, misión imposible

Por M.Lezaun, A.Colmenarejo

Visitas: 7820    Enregistrer au format PDF   

Pese a las recomendaciones del Código Conthe y a las propuestas de la Ley de Igualdad que tramita el Gobierno, la presencia de mujeres en los consejos de administración de grandes empresas continúa siendo testimonial.


La Ley de Igualdad, en trámite parlamentario, y las recomendaciones de buen gobierno recogidas en el Código Conthe, allanan el camino para lograr la paridad en los consejos de administración de las empresas españolas, lejos aún de la situación de otros mercados europeos y de Estados Unidos.

Cosa muy distinta será lo que ocurra en la realidad porque, según explican los expertos de las firmas de cazatalentos, siguen existiendo criterios de discriminación en los procesos de selección de las compañías y porque, en ocasiones, son las propias mujeres las que no están interesadas en esta proyección profesional.

Pero, el problema va más allá, y mientras no se establezcan las condiciones oportunas, muchas carreras femeninas quedarán truncadas por falta de una voluntad empresarial y social firme de cambiar las cosas.

Así, pese a los avances registrados en los últimos años, la presencia de las mujeres en los órganos de administración de las empresas continúa siendo testimonial: sólo hay diecinueve mujeres en las compañías del Ibex (dos más que hace un año) y en el resto del tejido empresarial representan el cuatro por ciento del total, según datos facilitados por la firma de búsqueda de directivos Spencer Stuart.

Treinta y dos empresas tienen mujeres en el Consejo y veinticuatro de las mismas sólo cuentan con una representante femenina. La mayoría son dominicales: titulares o representantes de paquetes accionariales con capacidad de influir en el control de la sociedad.

Soluciones

Para los implicados, las recomendaciones del Código Conthe y el contenido de la ley se quedan cortos, porque existe un problema de mayor calado.

El texto del Gobierno señala que "las sociedades mercantiles procurarán incluir en su consejo de administración un número de mujeres que permita alcanzar una presencia equilibrada entre hombres y mujeres en un plazo de ocho años", por lo que no se descarta la puesta en marcha de un sistema de cuotas como el contemplado en materia política.

La futura Ley de Igualdad obliga que entre un cuarenta y un sesenta por ciento de las listas electorales de los partidos tengan representación femenina.

Esta situación, sin embargo, hace un flaco favor a las ejecutivas. Luis Ferrándiz, socio de Spencer Stuart, explica que se ha encontrado con el caso concreto de una directiva que ha preguntado si le estaban proponiendo para el puesto simplemente por ser mujer o considerando su valía profesional.

Teniendo en cuenta el tamaño actual de los consejos de administración en España, para conseguir los objetivos que propone la Ley, sería necesario designar una media de ochenta nuevas consejeras al año, por lo que las mujeres directivas se convertirían en un valor en alza. Sin embargo, en los últimos cuatro años, la cifra de incorporaciones ha sido de apenas seis nuevas consejeras.

Por eso, para los expertos, la solución no está tanto en establecer un sistema de cuotas como en fomentar una base de altas ejecutivas que puedan competir en igualdad de condiciones con el talento masculino, y que las que ya existen logren alcanzar la cumbre empresarial sin encontrarse con el temido techo de cristal: un conjunto de normas no escritas que dificultan el acceso a los puestos directivos.

Por ejemplo, en España, los criterios para acceder a un consejo exigen al menos treinta años en puestos directivos de responsabilidad y, por ahora, hay pocas mujeres que cumplan estos requisitos. Así, la edad media de los consejeros se sitúa en 57 años.

"La decena de condiciones que se deben cumplir para acceder como consejero independiente no son el problema porque son coherentes con el objetivo pretendido, pero habrá que promover una mayor transparencia y objetividad de las comisiones de nombramientos de forma que se promueva la diversidad y la igualdad de oportunidades", explica Jorge Boixeda, consejero delegado de la firma de cazatalentos Exeller, quien anticipa procesos de discriminación positiva.

"El tardío acceso de las mujeres a la universidad, su preferencia por la rama de humanidades, la mala conciliación y la existencia de componentes culturales arraigados, han influido sin duda en esta situación", sentencia Boixeda.

Lazos familiares

Según explica Ruth Mateos, profesora de la Universidad San Pablo CEU y autora de un análisis sobre la presencia femenina en mil grandes empresas, en España la principal vía de acceso de las mujeres a los órganos de administración son los lazos familiares y la implicación directa en la gestión de las llamadas sociedades de participación democrática.

Como ejemplo: María del Pino en Ferrovial, Isabel de Polanco en Prisa, Ana Patricia Botín en el Santander, Antonia Escarrer en Sol Meliá y las Koplowitz en FCC.

Monserrat Luquero, directora general de la firma de selección y cazatalentos Hudson, considera que la ley del actual Gobierno supone un compromiso para avanzar en el desarrollo de carrera de las mujeres, pero se muestra crítica con el tema de las cuotas, porque no garantiza que en los consejos estén las profesionales que tienen que estar.

"Establecer cuotas no tiene sentido y lograr determinados índices de representación femenina puede llegar a explotarse como un mero instrumento de márketing", asegura Luquero.

La directora general de Hudson señala que en el escenario actual, lo que hay que promover es que se den las condiciones apropiadas para que las mujeres que quieran y estén preparadas para hacerlo alcancen esta cumbre: "Las empresas tienen que avanzar en sus políticas de conciliación, que no deben quedar relegadas a las mujeres".

De la misma opinión es Mateos, que promueve un reparto más igualitario entre las responsabilidades familiares y la autorregulación por parte de las empresas, mediante programas de apadrinamiento de ejecutivas o la creación de bases de datos de mujeres candidatas a los consejos, como las que se elaboran desde hace años en el Reino Unido.

Esta experta es partidaria asimismo de impulsar el interés social y el cambio corporativo respecto a la diversidad de género y elaborar estudios periódicos como los que se hacen en Estados Unidos desde hace tiempo para promover el avance de las mujeres en el mundo empresarial.

Luquero considera que hay profesionales muy preparadas, pero cree que parte del problema radica en que áun hay muchas mujeres que no están interesadas en ser ejecutivas.

SUSANA RODRÍGUEZ VIDARTE. BBVA

’No me agrada la actitud proteccionista que implica cualquier sistema de cuotas’

Susana Rodríguez Vidarte, miembro del consejo de administración de BBVA cree que conciliar vida personal y profesional es un asunto individual en el que influye también la empresa.

Susana Rodríguez Vidarte es miembro del consejo de administración de BBVA y del Instituto Vasco de Competitividad, cargos que compagina con el decanato de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales dela Universidad de Deusto, donde también es miembro del consejo de la Fundación Deusto, entre otros cargos.

Una carrera imparable, ligada al mundo académico y financiero, que no se ha visto resentida ni por su condición de mujer, ni por la de madre de familia numerosa. Tiene cuatro hijos.

Y es que Rodríguez considera que conciliar la vida personal y profesional es un asunto individual que cada uno debe resolver en su entorno más íntimo, aunque sin olvidar que la empresa también tiene parte de responsabilidad: "El papel de la compañía es en este caso incrementar su sensibilidad hacia este asunto y vigilar para apoyar el desarrollo de carreras profesionales brillantes", explica Rodríguez.

En su opinión, éste es el camino idóneo para atraer y retener no sólo el talento, sino el compromiso de las personas con la organización.

Confía asimismo en el potencial profesional de la mujer y reconoce que el sistema de establecer cuotas de género, por buena intención que tenga, puede provocar injusticias: "No me agrada la actitud proteccionista que implican porque las mujeres son capaces de llegar por sí mismas a alcanzar el reto que se propongan".

Para esta directiva, alcanzar una representación femenina equilibrada no es tan importante como que las Comisiones de Nombramientos hagan bien su labor.

"Confío en que cumplan con su deber, que es el que garantiza procedimientos imparciales, transparentes y profesionales en la identificación de los mejores candidatos y en la selección de las personas idóneas para cubrir una determinada vacante, valorando lo que esa persona es capaz de ofrecer, con independencia de su género".

Esta estrategia, según Rodríguez, aumentará la visibilidad profesional y social de muchas mujeres, que hoy no gozan de esa notoriedad, aunque están perfectamente cualificadas para el puesto.

Para ella, no existe un perfil de consejero único, por lo que los criterios de selección tampoco deben ser inmutables. "Creo que la diversidad de perfiles enriquece y potencia al órgano de gobierno y que, según el momento que atraviese la sociedad, puede ser conveniente reforzar el equipo con personas de características concretas y diferentes a las que venían ejerciendo el cargo en ese momento", concluye.

’Las mujeres aportamos a la empresa una visión diferente y complementaria’

MARÍA DE LA CRUZ. BODEGAS CVNE

María de la Cruz, consejera independiente de Bodegas Cvne, se muestra partidaria de que haya mujeres en los Consejos de administración, aunque defiende que esto se haga de manera natural.

María de la Cruz es consejera independiente de Bodegas Cvne desde hace seis años. Licenciada en Económicas por la Universidad Complutense de Madrid, empezó su trayectoria profesional trabajando en la gestora de patrimonios del antiguo Banco de Vizcaya.

Más tarde constituyó junto a otros socios una sociedad independiente para gestionar patrimonios, que vendieron en 1999 a un banco suizo. Hasta 2003 ocupó un cargo de responsabilidad en Credit Suisse y actualmente dirige un family office -sociedad donde se gestiona el patrimonio de terceras personas-.

Ha sido consejera de algunas empresas no cotizadas y actualmente, además de la bodega, también lo es de una sociedad de inversión mobiliaria. "Mi entrada en Cvne fue a propuesta de los accionistas mayoritarios", explica De la Cruz, que asiste una vez al mes al Consejo de la compañía en su sede social en Laguardia (La Rioja).

¿La razón? "Mi trayectoria profesional, por supuesto. Aquí estoy de forma natural y no tengo ningún conflicto por ser mujer", afirma y añade que es difícil encontrar consejeras independientes.

Dice que aunque Cvne es una empresa centenaria, "tiene una cabeza ejecutiva muy joven y dinámica y, por tanto, con una mentalidad muy abierta".

Para De la Cruz, lo lógico es que haya mujeres en los Consejos de administración, aunque de manera natural: "Existen muchos estudios que demuestran que nuestra incorporación enriquece a la compañía porque damos una visión diferente y complementaria".

Sin embargo, se muestra contraria a la cuota del cuarenta por ciento: "Creo que se debe estar por méritos propios y no porque se obligue legalmente a las empresas", afirma.

Asegura que cada vez habrá más mujeres en los Consejos de administración a medida que vayan ocupando los niveles profesionales más altos.

"Lo cierto es que la empresa no favorece en nada la incorporación de la mujer a puestos de responsabilidad porque el tema de la maternidad pesa, al igual que la negativa a tener un horario de ocho de la mañana a diez de la noche, que muchas mujeres no están dispuestas a asumir", señala.

Y añade, "ese tipo de problemas no los contempla la empresa. Esto es muy común, por ejemplo, en el sector financiero, donde hay candidatas de sobra, pero se promociona más a los hombres".

EMPRESAS DEL IBEX CON MUJERES EN SUS CONSEJOS DE ADMINISTRACIÓN:

Albertis
Carmen Godia. Incorporación el 29.11.05

Acciona
Belen Villalonga. 3.4.06

Banesto
Ana Patricia Botín. 13.2.02
Isabel de Polanco. 4.2.03

Bankinter
Fabiola Arredondo. 20.4.01

BBVA
Susana Rodriguez Vidarte. 28.05.02

FCC
Esther Koplowitz. 17.12.96
Esther Alcocer Koplowitz. 30.5.99
Lourdes Martínez Zavala. 13.1.05
Alicia Alcocer Koplowitz. 26.10.05

Ferrovial
María Pino. 16.10.06

Inditex
Flora Pérez Marcote. 13.12.04
Irene Miller. 20.04.01

Indra
Isabel Aguilera. 27.06.05

Prisa
Isabel de Polanco. 19.06.97

Repsol YPF
Paulina Beato. 29.12.05

SCH
Ana Patricia Botín. 4.2.89

TPI
Ana García Fao. 6.11.06

Fuente: Elaboración de Expansión&Empleo con informe de las compañías.


Fuente: Expensansión y empleo


2007-01


Otros textos

Quizás también te interese

Ni una diputada más

La ley de Igualdad no ha conseguido por segunda vez -las elecciones de 2008 (...)


Las mujeres representan sólo el 23% de los cargos ministeriales en los países de la UE

El número de ministras en los veintisiete países miembros de la UE se eleva (...)


El voto de las mujeres

Yo desde esta tribuna, invito a todas las mujeres a que voten mujeres. Que (...)


Chile: mujeres y política. El caso de Michelle Bachelet

Análisis de la presencia de las mujeres en el espacio político de Chile. La (...)


La ONU crea una web para el fortalecimiento de la gobernabilidad con enfoque de género y la participación política de las mujeres en el ámbito local

Creada con la financiación de la Agencia Española de Cooperación (...)


La paridad no era esto

El 60 por ciento de las mujeres diputadas no repiten legislatura. Un buen (...)


Chile: estudio sobre liderazgo femenino

Según un estudio de la Fundación Chile 21 las mujeres ubicadas en puestos (...)


1997 - 2018 Mujeres en Red. El periódico feminista