Mujeres en Red
twitter
twitter


Países de todo el mundo ponen la anticoncepción de emergencia en manos de las mujeres

Center for Reproductive Rights

Visitas: 5309    {id_article}  

Entre 1995 y 2000, las mujeres de todo el mundo sufrieron más de 300 millones de embarazos no deseados.1 Durante el mismo período de tiempo, más de 700.000 de estas mujeres murieron por causas relacionadas con el embarazo, incluidas más de 400.000 que murieron por complicaciones de abortos en condiciones de riesgo.2 Muchas de estas mujeres podrían haber evitado los embarazos no deseados usando anticoncepción de emergencia (AE), un medio seguro y efectivo para prevenir el embarazo después de relaciones sexuales sin protección.

Aunque muchos estados están tomando medidas para poner la AE en manos de las mujeres, hay millones de mujeres en el mundo que se podrían beneficiar de la AE y no han oído hablar de ella. Entre las que sí conocen que existe, son pocas las que saben dónde obtenerla o cómo usarla.

La situación la empeoran los extremistas en contra de la libre elección que han trabajado para bloquear el acceso de las mujeres a la AE. Estos ataques estratégicos revelan que existe un intento programado para socavar el derecho básico de las mujeres a controlar sus vidas las mujeres a controlar sus vidas reproductivas. Los países que limitan la disponibilidad de la AE ponen innecesariamente ponen innecesariamente en riesgo la salud física y mental de las mujeres. Esto es particularmente cierto en países países que no garantizan el acceso a abortos seguros y legales, donde muchas mujeres a las que mujeres a las que se niega la AE se ven obligadas a recurrir a métodos abortivos inseguros.

Los estados, al al no cumplir con su obligación de hacer de la AE una opción anticonceptiva accesible, accesible, violan el compromiso acordado en el Programa de Acción de la Conferencia Internacional Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo de garantizar “la gama más amplia posible de métodos métodos seguros y efectivos de planificación de la familia y anticonceptivos”.3 Este informe examina informe examina las iniciativas de estados en todo el mundo destinadas a hacer más accesible la AE. Estas Estas iniciativas parten del reconocimiento de que la AE es un medio para prevenir el embarazo embarazo, no para ponerle término. Las medidas para mejorar el acceso a la AE incluyen el registro registro de productos de AE, hacerla accesible sin receta médica, y asegurar que ésta esté al alcance alcance de mujeres con el mayor riesgo de embarazos no deseados, incluidas víctimas de violación violación y adolescentes. Los estados de todo el mundo, con el fin de cumplir con sus compromisos cumplir con sus compromisos internacionales de reducir el embarazo no deseado, así como impedir muertes y impedir muertes y enfermedades relacionadas con el embarazo, deben empezar a dar pasos esenciales para para garantizar el acceso a la AE a todas las mujeres.

PDF - 518.8 KB
Anticoncepción de emergenica

http://www.reproductiverights.org


2006-08


Otros textos

Quizás también te interese

Aborto en Guyana. Haciendo que la ley de reforma funcione, avances y traspiés

Reproductive Health Matters, N° 9, mayo de 1997 En la tarde del 4 de (...)


Exigencias al gobierno peruano: seis acciones urgentes para reducir la mortalidad materna y el aborto inseguro

El Peru es uno de los paises de la region con mayor numero de abortos (...)


Chile: por el acceso amplio y libre a la anticoncepción

Este derecho humano básico está hoy amenazado en Chile por la acción de (...)


Tots som una dona

TOTS SOM UNA DONA assume-se como um recente grupo-movimento de cidadãos (...)


La Trampa de la Moral Única. Argumentos para una democracia laica

"La Trampa de la Moral Única. Argumentos para una democracia laica" es el (...)


Marchando por la vida de las mujeres

Uruguay y toda Latinoamérica y el Caribe viven hoy su propia Marcha por las (...)


La diversidad en agenda

En el escenario institucional internacional, las principales alusiones a (...)


1997 - 2022 Mujeres en Red. El periódico feminista