facebooktwittergoogle_plusmailfacebooktwittergoogle_plusmail

Érase una vez un reino extraño en el que cualquier cosa anunciada por la ministra de Igualdad aparecía tergiversada. De este modo los todólogos de las tertulias disponían de munición para sus debates y, como si fueran reinas de corazones, podían gritar: “¡que le corten la cabeza!”…

Os recomiendo seguir el texto

P.d. Genial Amelia Valcarcel en la Conferencia las Jornadas de Educación Afectivo-Sexual de Gijón.

El nuevo terreno de la libertad de las mujeres, el manejo de los afectos.

Subida a You Tube por tramos… este es el primero