.....

 

  

 

25 cumpleaños del movimiento GNU

Por Juan Tomás García

Stallman es un hacker que hace 25 años decidió dar un paso adelante y demostrar que había otra forma de hacer las cosas en esta industria tan vergonzosa en muchos aspectos. Decidió hacer algo que parecía una utopía: crear GNU y lo más importante, un concepto: el software libre. No tenía ningún sentido que las creaciones que hacían los hackers, los verdaderos hackers, se quedarán en un disco duro o en un cajón. Nos invitó a todos a compartir nuestras creaciones, a que mejoraramos las de otros hackers, a que no pusieramos limitaciones a uso o la distribución. Esto hace 25 años sonaba a utopía cuando ya había mutimillonarios a patadas que no compartían su código, que además era y sigue siendo de pésima calidad y desproporcionadamente caro.

Y se produjo el milagro, o no, porque lo cierto es que lo normal entre los seres humanos inteligentes es compartir y más algo tan sencillo de transmitir como el conocimiento. La idea de Stallman se convirtió en semilla para muchos nuevos hackers y ahora hay entre dos y tres millones de hackers que trabajan en uno de los mayores proyectos globales de la humanidad: crear software libre para todos sin restricciones. Y gracias a esta filosofía han surgido proyectos completamente libres tan importante como Internet, el sistema operativo Linux, la Wipedia, la infra-estructura de Google y unas cuantos miles de aplicaciones que cada vez son más cotidianas para todos.      He tenido la suerte de vivir estos últimos 15 años muy cerca del movimiento GNU, de vivir como ha crecido, de ser un movimiento marginal de programadores, a toda una filosofía que cada vez más impregna la sociedad digital en la que vivimos: la sociedad de conocimiento para todos. He viajado y dado conferencias por muchos países,  conocido a mucha gente y todos tenían claro que esta industría, que el gasto en software privativo, no promover la sociedad del conocimiento era un tremendo sinsentido. Y muchas de estas personas no eran hackers de la programación pero se convirtierón en hackers y empezaron a apostar con la misma filosofía, pero en cada uno de sus campos. Curiosamente siempre terminaban convergiendo en la sociedad del conocimiento. Hay miles de personas con las que lo compartí y terminé aprendiendo más de ellos: Gilberto Gil, Vinton Cerf, MIguel de Icaza, Juan Carlos Rodriguez Ibarra, Luis Millan, Mark Shuttleworth,Tim O’Reilly, John Perry Barlow y literalmente una lista interminable. Todos ellos tienen algo en común: son inteligentes, inconformistas, odian los sinsentidos, comprometidos, pero son, sobre todo son auténticos hackers al estilo GNU. 

Todo el que me conoce sabe que mi relación con Richard es de amor/odio, soy un tipo complicado y en mi entusiasmo por esta revolución digital no puedo coincidir con todas sus ideas pero es lo que tiene el software libre: la disrupción. Hace 25 años, cuando Richard se cabreó, esta vez porque no podía modificar el software de su impresora, empezó algo que iba a ser imparable, la verdadera revolución de la sociedad del conocimiento para todos. Y que conste que aunque le hubieran dado el driver de la impresora, lo habría hecho igual :-)

Feliz 25 años y prepararos para los siguientes 25 que esto no ha hecho más que empezar ...



Publicado en "Publico"