Mujeres en Red
twitter
twitter

Sábado 16 de junio de 2018

Rashmi Saksena: Las mujeres tienen un papel "crucial" en la insurgencia india

Por Noemí Jabois

La periodista y escritora india Rashmi Saksena, autora de "Ella va a la guerra", un retrato de 16 insurgentes, sostiene que las mujeres son "cruciales" en el desarrollo de las guerrillas en la India y defiende que su papel está caracterizado por las distintas sociedades que las rodean.

En una entrevista con Efe en Nueva Delhi, Saksena explica cómo la yihad separatista en la conservadora y musulmana Cachemira (norte), el maoísmo en la tribal Chhattisgarh (este) y las guerrillas autonomistas en el nordeste del país, con más igualdad de género, moldean diferentes tipos de mujeres insurgentes.

El papel de la mujer dentro de las guerrillas "es una mezcla entre ideología y sociedad", afirmó Saksena.

Su paseo por las vidas de cerca de un centenar de insurgentes, de las que escogió 16 entrevistadas como "muestra" para su reciente libro, le ha servido para darse cuenta de que en Cachemira el papel de la mujer es muy distinto al del resto del país.

Cachemira, la única región de mayoría musulmana del país y que la India se disputa con Pakistán desde la partición del subcontinente con la salida de los británicos en 1947, es escenario desde los años 90 de un movimiento separatista.

"En Cachemira la historia es totalmente diferente, estas mujeres no van a campamentos en la selva ni a una organización. Son trabajadoras de superficie, lo que significa que no dejan sus casas ni sus aldeas, continúan con su vida normal y trabajan como agentes", aseveró.

Sin contacto directo con las organizaciones, las cachemires son manejadas por hombres que conocen (un hermano, un tío o un novio) y participan en la yihad separatista por "lealtad" a estas figuras, que suelen estar al otro lado de la frontera, en la Cachemira paquistaní.

Saksena destaca que, a diferencia de lo que ocurre con otras guerrillas indias, las mujeres en este región musulmana no suelen participar en la lucha armada y se ciñen a un rol y estilo de vida que, en su opinión, viene marcado por la sociedad e ideología de la zona.

"En Cachemira es la religión la que hace la sociedad muy conservadora y ortodoxa, pero también es una cosa social. No hay igualdad de género y no se espera que la mujer tenga un papel importante, acatan órdenes de los hombres", sentenció Saksena.

Por el contrario, en el remoto nordeste de la India la sociedad es más igualitaria, algo que se "refleja" en los grupos insurgentes locales, en su mayoría dedicados a buscar autonomía para sus etnias.

Lo mismo ocurre en Chhattisgarh, donde las chicas vienen de sociedades tribales en las que tienen más libertades y siguen la ideología maoísta, que defiende la igualdad de género.

Localmente llamado naxalita, el movimiento maoísta busca imponer una revolución agraria y continúa activa tras más de medio siglo de operaciones sobre todo en el llamado "cinturón rojo", una franja de territorio que recorre el centro y el este de la India.

Más allá de estas diferencias, todas las mujeres insurgentes de la India tienen, a juicio de la autora, algo en común.

"Todas ellas quieren abandonar la insurgencia tras un tiempo porque quieren una familia, una casa y un matrimonio y, por ello, quieren paz", afirmó.

"Todas se unen (a la insurgencia) porque, correcto o equivocado, sienten que se está haciendo algo que no está bien. No entienden porqué están siendo oprimidas", agregó.

Además, estas mujeres desempeñan todo tipo de roles vitales aprovechando que son vistas como una amenaza menor por las fuerzas de seguridad.

"Son motivadoras, están sobre el terreno para motivar a la gente a que se sume a la organización; son mensajeras, trasladando mensajes de un lugar a otro, trasladando armas y munición de un lugar a otro; protegen a sus líderes y, por supuesto, están entrenadas para luchar", explicó la periodista.

No es capaz de decir qué historia le impactó más y destaca aquella mujer en Assam (noreste) que planeó un robo a un banco, aquella otra en Manipur (noreste) que era una reputada asesina y extorsionista o la que en Cachemira se convertió en una de las primeras y únicas en cruzar a Pakistán para recibir entrenamiento.

Pero una cosa sí la tiene clara: dada su importancia en el seno de las organizaciones insurgentes, donde se cree que conforman un 30 % de los miembros, deberían ser tenidas en cuenta a la hora de dialogar.

"Tienes que hablar con las mujeres, porque ellas juegan un papel tan importante (...) Cuando el Gobierno habla con estas organizaciones las mujeres no son un grupo al que el Ejecutivo se dirija", concluyó.



Temas :
Mujeres insurgentes
Países :
India

Últimas Breves

"La libertad de La Manada lanza un mensaje de impunidad absoluta a las víctimas y a la sociedad"

22 de junio | Feministas y expertas en derecho afirman que lo más preocupante de la (...)


Rashmi Saksena: Las mujeres tienen un papel "crucial" en la insurgencia india

16 de junio | Por Noemí Jabois La periodista y escritora india Rashmi Saksena, autora de (...)


Aborto legal en Argentina. Emocionante intervención de Silvia Lospennato

14 de junio | Intervención de la politóloga y diputada Silvia Lospennato tras la (...)


Ángeles Álvarez: "Los Presupuestos Generales del Estado son una gran estafa a las víctimas de la violencia machista"

18 de abril | "Ustedes están usando la mentira, los fondos no están y han frustrado las (...)


1997 - 2018 Mujeres en Red. El periódico feminista