Mujeres en Red
twitter
twitter

Lunes 16 de enero de 2006

UGT demanda eliminar la prostitución. No es un trabajo, es una forma de esclavitud

UGT no considera la prostitución como un trabajo sino como una forma contemporánea de esclavitud, de desigualdad y de violencia de género, que hay que eliminar. Un informe elaborado por el sindicato destaca que el 95% de la prostitución no es voluntaria y el 90% de la misma la realizan mujeres inmigrantes, en muchos casos en situación irregular. UGT advierte sobre el aumento de este fenómeno que convierte a la persona en una mercancía y alerta que los fuertes intereses económicos están promoviendo un debate para su normalización social, con el fin de reconocer el estatus de trabajadoras autónomas a este colectivo y servir a los intereses de los explotadores.

En los últimos meses se ha abierto un debate, impulsado por los fuertes intereses económicos que se mueven tras la prostitución, en el que se insiste en la necesidad de reglamentar la misma y reconocerla como una actividad laboral legítima, con el fin de reconocer a las mujeres que se dedican a ello el estatus de trabajadoras autónomas y retirar a éstas de las calles. Para UGT, este discurso contribuye a crear confusión en la población, a desviar la realidad del problema, a incrementar los niveles de tolerancia frente a la prostitución y a normalizarla socialmente, pero sobre todo, sirve a los intereses de los explotadores, quienes resultan ser los más beneficiados del mismo.

El sindicato ha elaborado un informe en el que analiza el fenómeno de la prostitución desde la perspectiva de género, ya que, según los datos que se manejan, es ejercida de una forma mayoritariamente abrumadora por mujeres, mientras que los consumidores de la prostitución son mayoritariamente hombres.

En España el 95% de la prostitución no se ejerce voluntaria y libremente, a pesar de que la imagen que se ha difundido de la misma es la de una actividad inocua, que es ejercida por las mujeres de forma libre y voluntaria. Respecto del 5% restante, dicha voluntariedad no puede analizarse aislada de las condiciones de vida, culturales, sociales, económicas y de asunción de roles de género que afectan a estas mujeres. En definitiva, tanto la prostitución voluntariamente aceptada, como la que no lo es, es una forma más de desigualdad de la mujer y de aceptación del dominio del hombre sobre la mujer. Para UGT resulta muy significativo, a la vez que alarmante, que en España los índices de prostitución crezcan cada vez más y que el 90 % de la misma sea ejercida por mujeres inmigrantes, en muchos casos en situación irregular.

La prostitución, ya sea ejercida bajo la fuerza o la coacción, o bajo la aceptación voluntaria, cosifica, deshumaniza y convierte a la persona que la ejerce en una mercancía, en un mero objeto, que se compra, se vende, se alquila y se pone a disposición del hombre para su uso y disfrute, en un mercado que mayoritariamente tiene rostro de mujer.

Para UGT es significativo que se demanden regulaciones tendentes a legitimar este negocio, cuando el mundo que la rodea, en cualquiera de sus formas y variantes, se encuentra muy lejos de poder alcanzar un umbral mínimo de respeto por los derechos humanos: trafico ilegal de mujeres y menores con fines de explotación sexual, la compra y la venta de cuerpos, las vejaciones, los malos tratos, las agresiones psíquicas, las violaciones, las amenazas, las coacciones y el alto riesgo para la salud de las mujeres prostituidas y sus graves consecuencias.

La prostitución no puede considerarse un trabajo. Y su reglamentación constituye un importante paso hacia atrás en la lucha por la igualdad de género, en una sociedad avanzada, libre e igualitaria, y la legitimación, a través de las normas jurídicas del dominio, del poder del hombre sobre la mujer en una de sus manifestaciones más aberrantes y miserables. Para UGT, la prostitución debería eliminarse y adoptar medidas que ayuden a las mujeres a no entrar, ni permanecer en la misma, y que contribuyan a erradicar la demanda existente y que concienciaran a la población sobre la realidad que se esconde tras este fenómeno, fomentando la tolerancia cero frente a cualquier forma de prostitución.

MADRID, 13 de enero 2006
Fuente: Comisión Ejecutiva Confederal de UGT



Últimas Breves

Wall Street es misógino, denuncia la exejecutiva Maureen Sherry en un libro

27 de febrero de 2016 | Por Lara Malvesí La "misoginia" en Wall Street, donde "durante décadas (...)


Medicina y mujeres: el angiólogo González Fajardo confunde el siglo XIX con el XXI

5 de enero de 2016 | Tremendo texto del Dr. González Fajardo del Servicio de Angiología y (...)


El Ayuntamiento de Madrid prohibe por unanimidad los anuncios de prostitución en los parabrisas de los coches

26 de noviembre de 2015 | El Gobierno de Madrid ha informado de que la Policía Municipal actuará más (...)


Los Premios de Comunicación no Sexista 2015 para "la mitad de todo"

26 de noviembre de 2015 | Lleno total del Auditorio del Caixa Fòrum en la 23 edición de los Premios (...)


1997 - 2017 Mujeres en Red. El periódico feminista