Mujeres en Red
twitter
twitter

[Por ]

Romipen en femenino. Gitaneidad en femenino

Por Carmen González Cortés

Visitas: 6080    Enregistrer au format PDF   

CONSTRUYENDO IDENTIDADES

Si preguntáramos al azar a alguien, por cómo se imagina a una mujer gitana, es probable que en su mente se dibuje un perfil estereotipado de nosotras, las gitanas.

Con seguridad se nos asignará mentalmente una indumentaria, unos accesorios e incluso creerán conocer como es nuestra vida en el día a día. Pero la realidad, es que la variedad dentro del grupo caracteriza al mismo, sin que esto tenga que provocar una herida mortal a nuestra gitaneidad.

LOS ESTEREOTIPOS DE LAS MUJERES.

Las mujeres gitanas (al igual que le ocurre al resto de la comunidad) somos víctimas de los estereotipos, llegando estos a sentenciar todos nuestros comportamientos. Preguntémonos qué imagen social, qué estereotipos, se tiene de nosotras, las mujeres gitanas.

Me atrevo a diferenciar entre:
a) Un estereotipo idealizado desde dentro de la comunidad: Desde donde se nos atribuyen características como; puras, vírgenes, fieles (conyugal y comunitariamente), trabajadoras y con obediencia ciega a todo rasgo cultural susceptible de ser gitano.
b) En contra posición, un estereotipo castigado desde fuera de la comunidad:

Subyugadas a la familia, flojas, sucias, analfabetas, casadas a los 14 años, madre de numerosísimos hijos/as y ubicadas siempre entre el hogar y los mercados.

No se puede afirmar que no existan mujeres que cumplan algunas de las características de estos perfiles, al igual que no se puede decir que no sean perfiles tan válidos como cualquier otro, pero preguntémonos hasta qué punto esos rasgos que se nos atribuyen son esencia de lo que es ser GITANA; preguntémonos también si estos rasgos en donde nos encasillan son definitorios de todas y preguntémonos, finalmente, cuántas son las que se encuentran en la franja media, en la franja de la invisibilidad, castigadas quizás, a pasar desapercibidas por romper con los estereotipos impuestos y tener un perfil distinto. Esta invisibilidad es dura y cruel, ya que esta invisibilidad no nos permite el reconocimiento (refiriéndome con esto NO a una identificación, sino a una valoración) ni por nuestra comunidad ni por la sociedad mayoritaria.

PDF - 42.8 KB
Artículo completo
7 páginas


2006-05


Otros textos

Quizás también te interese

1997 - 2018 Mujeres en Red. El periódico feminista
Error...

Error...

No se encuentra el archivo spiplistes_cron