Mujeres en Red
twitter
twitter


Elena, madurita-caliente, sexo sin límites

Visitas: 34533    Enregistrer au format PDF   

Éste podría ser el texto de cualquiera de los anuncios de prostitución que llenan las páginas de los periódicos (salvando honrosísimas excepciones como Público y 20 Minutos) de todas las orientaciones políticas, morales, territoriales, etc.

Tras esas líneas de publicidad se esconden, en la mayoría de los casos, situaciones humanas intolerables. No me extenderé sobre ello porque es de sobra conocido. La prostitución se ejerce, casi siempre, en el marco de una relación de extorsión y a través del control de redes profesionales de tráfico de seres humanos y/o proxenetismo. Por eso las falsas “Elenas” no son más que el señuelo de una empresa que se nutre de los beneficios devengados del comercio de mujeres.

Que los grandes periódicos españoles -y extranjeros, desde luego- facturen millones de euros sirviendo de soporte publicitario a ese cruel negocio es una inmoralidad sin paliativos.

Hemos hablado muchas veces con ejecutivos de las empresas periodísticas y siempre encuentran un discurso correcto relacionado tanto con la necesidad de los ingresos que genera ese tipo de publicidad, como con su absoluta falta de responsabilidad en la cuestión de la prostitución, cuya regulación o prohibición depende de los poderes públicos. En definitiva, un discurso hipócrita.

Leí hace poco, en un diario de tirada nacional, un excelente reportaje sobre la trata de mujeres que contenía una descripción exhaustiva sobre el tipo de vida que ellas llevan: cómo son explotadas por dos duros, la violencia que las rodea, la separación de sus familias y su situación de ilegalidad que las hace tan vulnerables, la vinculación del negocio de la prostitución con el de las drogas y otro tipo de delincuencia, el miedo a denunciar, el chantaje, las enfermedades… al girar la página de ese gran trabajo de investigación periodística, estaban los anuncios :

Elena, ucraniana, recién salida del colegio, ya sabe hacer de todo (Visa, Mastercard, American Express)

¿No se les cae la cara de vergüenza?


Del Blog de Elena Valenciano


2008-10


Otros textos

Quizás también te interese

La discriminación positiva de los maltratadores en las noticias

A pesar de las leyes vigentes, las mujeres siguen muriendo a manos de sus (...)


Una campaña publicitaria recrea imágenes de mujeres muertas para vender zapatos

Denucia de la Agencia Cerigua a la campaña publicitaria de una compañía (...)


I Congreso Nacional Violencia sobre la Mujer. Conclusiones Gijón Octubre 2001

Fue un congreso histórico, celebrado en Gijón en el año 2001 y sus (...)


Montserrat Boix, una de las seis periodistas premiadas por el Observatorio de Violencia de género por su “destacada labor" en la erradicación.

Posiblemente nunca antes el Salón de Actos del Consejo General del Poder (...)


La violencia contra las mujeres y la televisión: una mirada psicosocial

Análisis de Trinidad Núñez (Universidad de Sevilla) sobre el poder de la (...)


Violencia dómestica versus Violencia de género

No puedo sino manifestar mi sorpresa en esta carta por la confusión que (...)


El tratamiento de la violencia hacia las mujeres en los medios de comunicación

Seguir a @montserratboix !function(d,s,id)var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0


1997 - 2017 Mujeres en Red. El periódico feminista
Error...

Error...

No se encuentra el archivo spiplistes_cron