Mujeres en Red
twitter
twitter


Netianas. N(h)acer mujer en Internet: Entrevista a Remedios Zafra

Visitas: 8645    Enregistrer au format PDF   

¿Qué razones te han llevado a elegir el tema de Internet y la mujer para inspirar tu carrera profesional y el desarrollo de este ensayo?

Creo que toda reflexión crítica contemporánea debe habitar la dificultad de su tiempo, e Internet forma parte de esa dificultad, en ella se generan nuevas preguntas sobre lo que somos y lo que podemos llegar a ser en una sociedad cada vez más mediada por pantallas, y permite a los que hablamos sobre ella situarnos en un punto donde nuestra posición no es meramente la de un observador que describe (espectador pasivo) sino la de alguien que, de alguna manera, forma parte de aquello de lo que habla. Esta para mí es una fuerte motivación. Tiene también algo de liberador, como si todavía estuviéramos a tiempo de participar de la imaginación de Internet, de lo que puede llegar a ser, pero sobre todo desde el feminismo nos hace "resistencia" ante lo que "no" queremos que sea, sería por tanto un compromiso político.

Sin embargo, escribir sobre la mujer tendría para mí un valor añadido, no se trata de un tema sino de una posición y de una responsabilidad (también política). Decía Brecth "¡Qué tiempos éstos, en que incluso hablar de árboles puede ser delito -pues significa callar acerca de tantas cosas ...!" Creo que en "estos tiempos" que corren de fuerte saturación mediática donde la respuesta social más frecuente es la parálisis (justo porque hables de lo que hables siempre callaras sobre tantas cosas importantes) hay que huir de esa tendencia y apostar por la acción social critica e imaginativa. Por supuesto que de las mujeres hay que seguir hablando, de su lucha política y social, aunque para muchos estas conquistas sean ya una realidad, la percepción desde el feminismo es que queda mucho por hacer.

En relación a la mujer e Internet, pienso que con los nuevos avances tecnológicos es fácil vender una apuesta por el progreso pero también es frecuente vender un éxito social ficticio imposibilitado por la velocidad propia de los medios y por una ausencia de crítica. Creo que en el fondo de estos avances se esconden los mismos patrones de poder de unos sobre otros. Hacerlos visibles es un compromiso para Netianas y para quien lo escribe, en su prólogo ya se advierte de lo que supone hablar como mujer y hablar de Internet.

Pero no todas mis motivaciones son de esta índole, lo reconozco, el humor, la ironía y el ingenio que abunda en Internet son un estímulo para las neuronas y también para comprobar que la creatividad no es un bien restringido a los artistas ni a unos pocos.

¿Es un ensayo político, feminista, artístico? ¿O más bien has tomado un punto de partida multidisciplinar para esbozar tu pensamiento político, feminista, artístico?

El ensayo es una propuesta híbrida (como el mito del que habla). Es un ensayo político-feminista pero también una propuesta artística. Pienso que en Netianas la forma es muy importante porque procura no caer en el discurso homogéneo y lineal que está criticando (y si lo hace, lo advierte). Y las netianas de las que habla son sólo algunas de las posibles como en la taxonomía de los animales citada por Borges, que es el punto de partida del libro, siempre quedan unos puntos suspensivos (otras netianas por imaginar), una terminación de la propuesta en el lector-productor, como la obra artística.

Habría por tanto distintas cuestiones ha tener en cuenta sobre el enfoque de este ensayo. En primer lugar el contenido es feminista y por tanto político y, por supuesto, es también artístico, si por ello entendemos la creación de un mito y su aval en el contexto de la producción artística más reciente en Internet. De hecho, resulta obligado hablar de arte si hablamos de feminismo e Internet ya que las mas activas e interesantes propuestas en esta línea han venido desde el campo artístico (el arte -si sigue existiendo- es política). Otro enfoque sería el formal o metodológico en el que la propuesta pretende ser marcadamente personal, el discurso oscila entre el sentido y el "no sentido", entre la filosofía y la poesía, conviven y conversan (esa es la idea).

Según tu punto de vista, Internet reproduce la situación que la mujer tiene en el mundo real. ¿Podrías definir cuál es el lugar que ocupa la mujer en Internet? ¿De alguna manera consideras que las cosas han ido cambiando o sigue ocupando la mujer el espacio que deja libre la presencia protagonista del hombre?

No se trata tanto de que reproduzca la situación de la mujer en el mundo real sino de que lo hace camufladamente. Los espacios jóvenes como Internet son muchas veces defendidos como espacios de progreso social porque parecen cargar con menos lastres del pasado (en este caso del patriarcado) y que en ellos tenemos más oportunidades para la igualdad y las libertades. Yo pienso que efectivamente hay mas oportunidades, pero también amenazas más sutiles. Creo que la tendencia del poder patriarcal (que es desde donde se sigue controlando la industria de Internet en sus diferentes empresas e instituciones) es a la repetición y no a la imaginación sobre todo en las formas de representación de los sexos. Concretando sobre tu pregunta: la situación de la mujer en Internet tendría mucho que ver con la que tiene en el mundo real, sin embargo habría apreciaciones que hacer en función de la perspectiva:

1. En relación a la representación de la imagen de la mujer, Internet no sólo participa de la propensión de la cultura visual a la cosificación de la mujer y a sucumbir a los modelos de belleza imposibles, sino que en algunos casos (sobre todo en la publicidad y en la industria del videojuego) acentúa esa tendencia.

2. En relación al uso de Internet la línea es distinta, y caminamos a niveles de participación y uso similares (siempre que hablemos de países desarrollados).

3. Sobre la situación de la mujer como productora off line en los espacios donde se hace Internet, el cambio es mucho más lento ya que la mujer sigue siendo mayoritariamente personal de atención al cliente y "tecleadora" de datos, ocupando los (tele)trabajos mas precarios.

4 En la producción on line, tal vez es donde, en mi opinión, el panorama sea mas diverso e interesante ya que aquí la mujer encuentra un entorno desjerarquizado que le permite producir y distribuir información sin necesidad de pasar por ninguna estructura que filtre sus propuestas. Es importante en esta línea la gran cantidad de recursos específicos para las mujeres creados por mujeres.

En este sentido, creo que las cosas han ido cambiando sobre todo en este último sector de producción en la red, y que los cambios son más lentos en el de producción tecnológica y participación, sobre todo porque deben ir acompañadas de cambios paralelos en la educación y en las instituciones, en estos sectores sí ocupan el espacio que deja libre el hombre. Y en el de representación hay todavía una batalla pendiente, porque no se trata de que ocupen el espacio que deja libre el hombre sino de que sus representaciones no están hechas por ellas mismas sino desde el patriarcado que las sigue subordinando y reduciendo a estereotipos muy limitadores.

¿Existen otras maneras, alternativas y no convencionales, de reproducir el concepto de lo femenino en Internet? ¿Qué formas elige la mujer por sí misma para participar en Internet?

Sí existen y difundirlas es un reto (ciber)feminista. Desde principios de los noventa las feministas (y las artistas han tenido mucho que ver al respecto) han generado sugerentes metáforas para referirse a la idea de lo femenino y sobre todo a la idea de feminización en Internet. Convencionalmente la idea de lo femenino ha tenido una clara connotación peyorativa, lo femenino (incluso para la mujer) ha sido sinónimo de ornamental, frívolo, superficial, débil, vulnerable, pluma, etc. Una visión que se ha mantenido desde el patriarcado. Sin embargo, la llegada de Internet coincidente ya con un momento de sólido activismo feminista supuso la producción de otras alternativas (hechas por las mujeres y no por el patriarcado) en las que nuevas maneras de entender lo femenino y la feminización eran inspiradas por Internet, sobre todo por el hecho de que la red sea una estructura horizontal de comunicación.

Así, la mujer que se ubicaba antes bajo una posición sometida en una estructura jerárquica no propone una inversión de esta estructura (es decir no propone repetir dicha estructura con ellas en el poder) sino una subversión, cambiar lo jerárquico por lo horizontal, la pirámide por el rizoma, y en esta propuesta la red está cargada de metáforas. Se relaciona así la horizontalización que supone un proceso de digitalización como el propio de la red a la feminización, a partir del proceso desjerarquizador que presumiría una acción feminizadora (deconstructiva).

De otro lado, también existe una afinidad entre la programación digital (el trabajo con los ceros y los unos) y una de las actividades que tradicionalmente ha desarrollado la mujer: tejer. Hilar telas e hilar códigos es una analogía sugerida por la teórica inglesa Sadie Plant y citada por otras muchas para cuya argumentación recupera la memoria y la labor de la ilustre matemática Ada Lovelace (hija del poeta Lord Byron) y de su papel en la programación de la primera máquina informática, para cuyos estudios se valió de la máquina de tejer.

Por otra parte, creo que hay otra similitud que a las mujeres nos hace sentirnos especialmente cómodas en Internet y es la de la interfaz como espacio para el maquillaje. Anular el rostro mediante el maquillaje ha sido una conducta propia de la feminidad histórica. Hay una cierta familiaridad con el hecho de que en Internet todos estemos "maquillados" cuando, en la interfaz, damos forma a nuevas maneras de ser y de representarnos (tal vez ese sea uno de los motivos por los que las mujeres estamos tan cómodas en el chat, liberarse del cuerpo es un alivio -aunque puede ser apreciado como un problema para quien, históricamente, ha sido considerada sólo cuerpo-).

Entre las mujeres se aprecia un gusto especial por los espacios de conversación y de contactos personales y también hay gran interés por la creación de plataformas propias y autónomas en Internet. Al igual que en el mundo real la mujer sigue siendo en la red una diana de la publicidad y de las empresas de venta on line, pero a grandes rasgos no creo que su posición (voluntaria) en Internet pueda ser reducida de manera simplista, es heterogénea.

En qué medida piensas que es necesario que las lectoras, y los lectores en general, se planteen su relación con Internet.

Pienso que Internet adelanta un mundo que esta por venir. La comunicación en red a través de cualquier tipo de interfaz es una tendencia incontrolable, como la corriente de un río (a no ser que el cambio climático termine con el río y con la Internet). Si partimos de esta apreciación plantearnos nuestra relación con Internet es necesario para todos, diría incluso, urgente. La sociedad en red es ya una realidad y todos pasaremos cada vez mas tiempo delante de las pantallas, no sólo trabajando sino relacionándonos con otras personas. La falta de reflexión crítica supone una aceptación de lo que viene dado y, posiblemente, una reproducción de las formas de poder y relación que ya hemos visto en el pasado. Sería por tanto una oportunidad para nuestra imaginación plantearnos qué somos en Internet y qué queremos ser. De manera especial para las mujeres que luchan porque la directriz de la reproducción patriarcal no se produzca y que lo hacen, además, con el handicap que supone una relación con la tecnología no demasiado buena de la que los mitos sobre la tecnofobia femenina tienen mucho que ver. Por tanto, para las mujeres pensar esta cuestión tendría un valor añadido porque nos enfrentamos al futuro sin melancolía por el pasado, con la fuerte motivación de inventar nuevos espacios de igualdad y de inventarnos también a nosotras mismas.

¿Qué tipo de relaciones personales se establecen por mediación de Internet? ¿Piensas que la presencia de medios y máquinas en la vida cotidiana han cambiado a las personas o que más bien las personas están cambiando con ellas el mundo que las rodea?

Las relaciones que se establecen a través de Internet son diversas y, sin duda, las más características vienen dadas por las condiciones que supone la mediación de una interfaz. La interfaz permite que el cuerpo "no nos acompañe" y por tanto el individuo en sus relaciones se siente menos limitado por su apariencia física, se siente también carente de la responsabilidad de ser identificado y de cargar con sus actos. Hay por tanto posibilidad para el disfraz y la invención que da el juego pero también para el desnudo (no sólo pornográfico), el desnudo que libera temporalmente a los sujetos de los condicionamientos y la presión del mundo off line (la sexualidad presupuesta, las exigencias del trabajo, la familia, las apariencias, los tópicos...). Así, las relaciones que se establecen pueden ser fugaces (y de ello serían características las relaciones sexuales que se propician por encuentros on line) pero también relaciones muy intensas que tienen su inicio en el "desnudo" (psíquicamente hablando) de muchos conversadores que coinciden (sin cuerpo ni identidad fija) en Internet, de hecho, una de los más contemporáneos focos de nuevas parejas y también de divorcios es el chat.

Por otra parte, Internet también actúa como propulsor de relaciones en el mundo real. Pensemos que la red es la más impresionante base de datos de que podemos disponer, tiene sentido por tanto que muchos opten por ella como el medios más eficaz para buscar relaciones y para dejarse encontrar. Lejos de lo que se piensa la mayoría de los contactos virtuales conllevan contactos en el mundo real.

Creo que los nuevos medios permiten a las personas "nuevas" opciones que, en muchos casos, se orientan para facilitar un cambio. Sin embargo las condiciones en que se dan (la velocidad con la que se instauran) más que facilitar un cambio entendido como un progreso, facilitan nuevas dependencias. Si los medios son aceptados sin más, sin crítica ni pensamiento, como una imposición incuestionable, el único cambio posible es el del nombre del instrumento del que dependemos (llámese Internet, Internet2, teléfono, realidad virtual, etc.), y todo cambio efectivo en la esfera de lo social sería sólo un espejismo, un cambio superficial. Creo que los medios no nos cambiarán a nosotros y nosotros podremos usarlos para cambiar el mundo siempre y cuando haya una conciencia crítica sobre los mismos.

¿Qué ha significado para ti recibir el reconocimiento del Premio de Ensayo Caja Madrid y qué planes tienes ahora?

Ha supuesto una satisfacción múltiple. De un lado, la posibilidad de llegar a un público diferente al que podría llegar este texto si hubiera seguido una deriva por Internet. En esta línea, el Premio le regala al libro un tiempo de lectura que no se suele lograr en la red donde todo va ¡tan rápido! Si las netianas reivindican un tiempo de distanciamiento para descansar de la tecnología, que gusto que Netianas (libro) haya conseguido también un poco de ese tiempo, de ese distanciamiento, de esa manera, tal vez el premio haya significado además que Netianas (libro) no viva lo que una mosca (como algunas netianas mito). De otro lado, la compensación y el estímulo para seguir apostando por resistir a las tendencias más homogeneizadoras del texto y la investigación ortodoxa, propia de entornos académicos como el mío. Esa apuesta ha encontrado un especial acicate en el reconocimiento de un ensayo como Netianas, una propuesta tal vez poco convencional pero, cuando menos, honesta y libre. Por otra parte, también ha supuesto la satisfacción de que fuera de los circuitos específicos de los Estudios de Género, los ensayos sobre la mujer interesan y se les apoyan, cuestión sin duda incentivadora ya que como escritora y feminista creo que los debates que se generan en libros como Netianas son de todos, y sólo si los pensamos entre todos podremos facilitar una eficacia y una solidaridad social y política en lo referente a las mujeres y la tecnología.

Mis planes ahora: seguir escribiendo, espero. Bueno, si alguna de las netianas míticas en conversación con los lectores desarrolla una capacidad operativa (activista) de introducirse en los lugares donde se hace la tecnología o en los estamentos del poder, donde probablemente no se llegue a leer este libro, espero estar cerca para ver qué pasa... entretanto seguiré pensándolas.


Lengua de Trapo


2005-04


Otros textos

Temas :
TIC
Biblioteca :
Reseñas
Feminismo :
Ciberfeminismo

Quizás también te interese

Videojuegos y sexismo

Si a través de los juegos los niños y las niñas aprenden en múltiples (...)


Nuevas tecnologías de la Información y la comunicación: creando puentes entre las mujeres

Durante esta década hemos creado webs y hemos potenciado redes electrónicas (...)


Notas sobre la condición política del Cyberfeminismo

El cyberfeminismo es una promesa de la nueva ola de pensamiento y práctica (...)


Internet: un mundo en el que habito. Video


M. Boix: ’Las mujeres todavía no tenemos claro que nuestra voz es importante’

Montserrat Boix, periodista, coordinadora del periódico feminista Mujeres (...)


Cyberfeminismo: Tecnologías de la subjetividad y políticas de género en las redes de la nueva comunicación

Apocalípticos, integrados, indecisos. Todo menos indiferentes. Las nuevas (...)


Género y TIC

Una mirada desde el Sur planteada por Anita Gurumurthy del Indian Institute (...)


1997 - 2017 Mujeres en Red. El periódico feminista
Error...

Error...

No se encuentra el archivo spiplistes_cron