Mujeres en Red
twitter
twitter

[Por ]

Posición del Movimiento Autónomo de Nicaragua sobre el debate electoral en torno al aborto

Por nuestros derechos y nuestras vidas:¡No a los partidos y candidatos oportunistas!

Visitas: 2332    {id_article}  

En el proceso electoral nicaraguense ha entrado por primera vez el debate sobre el tema del aborto. Un candidato mostrò su acuerdo con el aborto terapeutico y todos los otros hablaron en contra del mismo e hicieron manifestaciones ’a favor de la vida’ y en contra del aborto en cualquier circunstancias, incluido el ex partido revolucionario el Frente Sandinista.


Las recientes declaraciones de los candidatos presidenciales José Rizo (PLC), Eduardo Montealegre (ALN), Edén Pastora (AC) y los representantes Edwin Castro y Rosario Murillo (FSLN), en torno a la vida de las mujeres dejan en evidencia que tales candidatos y partidos no son opciones reales y creíbles para el pueblo nicaragüense.

Sus posicionamientos muestran no sólo la hipocresía de tales políticos sino sobre todo, el oportunismo que los constituye. Para tales candidatos y partidos, las mujeres no son personas ni sus vidas son sagradas. Aún no han sido electos y ya se disponen a violentar aún más el marco jurídico nacional y los derechos humanos de todas las y los nicaragüenses al expresar su decisión de desconocer el derecho que asiste a toda mujer a salvar su propia vida.

Como debería saber cualquier aspirante a presidente, vicepresidente o diputado, los derechos humanos son universales, intransferibles, interdependientes e inalienables e implica el reconocimiento explícito que todos los seres humanos tienen el derecho a la vida en primera persona. Por ello, las mujeres tienen soberanía sobre sí mismas y no están obligadas a transferir su derecho a la propia vida en ninguna circunstancia ni bajo coacción religiosa o de otra índole.

Todos los personajes políticos mencionados han puesto en evidencia su voluntad autoritaria y su discurso absolutista al comprometerse a abolir los derechos de las mujeres en nombre de la “tradición”, la “cultura” y pretendidos “valores cristianos” que esgrimen de manera inauténtica y electorera. Contraponen a los derechos sus dogmas y fe particulares, al igual que han convertido los delitos en pecados para no responder ante la justicia, profundizando aún más la impunidad con la que cometen sus atropellos en contra del pueblo nicaragüense.

Los mencionados políticos hace de la manipulación, la hipocresía y la doble moral, su forma privilegiada de hacer política, pues se escandalizan de que se haga uso de la ley para salvar la vida de las mujeres, pero no responden por el robo al erario público, la corrupción que distingue sus acciones de gobierno, la crisis energética que han provocado por sus erráticas decisiones, el abuso sexual en contra de mujeres, niñas, niños y adolescentes. Escandaloso es no responder por las quiebras bancarias y ocultar lo que verdaderamente ocurrió con la negociación de los CENIS, como lo es el inmoral pacto PLC-FSLN que ha destruido la institucionalidad del país. Todas las pretensiones de modernidad y cambio esgrimida por tales políticos, se derrumban ante el test del derecho a la vida en primera persona: la “siembra de oportunidades para la mujer nicaragüense” que oferta Montealegre, seguramente será para aquellas que sobrevivan su política anti-vida.

Escandaloso es que se señale y se culpabilice la transparencia y la honestidad y que se injurie a quien se compromete con la vida y se compromete con la ciudadanía y con el cumplimiento efectivo de los derechos humanos y no se somete a dictados de jerarcas religiosos.

En contraste con aquellos que se convierten en violadores de los derechos humanos y de la integridad de las mujeres, el candidato del MRS se pronuncia por atacar las causas más profundas que ocasionan las muertes de las mujeres, sea por violencia, embarazos o pobreza.

Mientras el FSLN hoy legitima su concordato con las jerarquías religiosas y se declara abiertamente como un partido clerical-autoritario, su propuesta electoral vaticina peligrosamente que el ya deteriorado presente de las mujeres empeorará con más sufrimiento, mayores riesgos y muerte de las mujeres, al proponer como gran alternativa el consuelo de la fe y “peregrinajes” para dudosas reconciliaciones con quienes nunca han tenido misericordia con las mujeres. Tal vez no se puede esperar más de una “jefa de campaña” que fue capaz de traicionar los derechos y la integridad de su hija en aras de la conveniencia y el poder.

Es por esta razón que el Movimiento Autónomo de Mujeres reafirma una vez más que la verdadera y única opción que tienen las mujeres en particular y los electores en general, es aquella que les ofrece el respeto de sus derechos más elementales, como es el de la propia vida. Por eso, en defensa de nuestros derechos y de nuestras vidas llamamos a las mujeres y a los hombres responsables y progresistas, a rechazar y decir no a los partidos y candidatos oportunistas.

Managua, 17 de agosto de 2006

Estado laico, personas libres

Coordinadora Política del Movimiento Autónomo de Mujeres



2006-08


Otros textos

Quizás también te interese

Campaña de Autoinculpaciones Aborto

Diversas organizaciones feministas han impulsado una campaña de recogida de (...)


Lesbianas en América Latina: de la inexistencia a la visibilidad

Ser lesbiana en Latinoamérica tiene muchos significados, el principal es la (...)


Sobre el derecho al aborto

Todas compartimos una historia de opresión. Eso es lo que de alguna manera (...)


Introducción al self-help, un libro de información sexual feminista

Artículo publicado en El País, el 14 de abril de 1978. Desde Mujeres en Red (...)


Foro por los Derechos Sexuales y Reproductivos. Reafirmando Cairo+10

El panorama político actual, lamentablemente, no es el más favorable respecto (...)


Uruguay: aquí no termina la pelea

En el año 1988 lanzamos desde Cotidiano Mujer una campaña por la legalización (...)


Un millón de mujeres se manifiestan en Washington por la legalidad del aborto

Se ha logrado superar la cifra de una manifestación similar organizada en (...)


1997 - 2019 Mujeres en Red. El periódico feminista