Mujeres en Red
twitter
twitter

[Por ]

El compromiso de las universidades

Por Esperanza Bosch y Victoria A. Ferrer

Visitas: 4430    Enregistrer au format PDF   

Durante estos últimos días estamos asistiendo a acontecimientos sin duda muy importantes en la lucha por la igualdad real entre hombres y mujeres. La tramitación de la ley integral contra la violencia de género representa el compromiso del gobierno español y de buena parte de la sociedad civil en la búsqueda de análisis fiables y soluciones auténticas a lo que viene siendo una grave lacra para la convivencia democrática en nuestro país. No podemos olvidar que, hasta el momento en que escribimos estas líneas, son más de treinta las mujeres y menores asesinadas por sus respectivas parejas o ex parejas en lo que va de año. Si a esto le añadimos los intentos de asesinatos o agresiones de extrema violencia, el cada vez mayor número de denuncias o las peticiones de ordenes de protección, también en aumento, se nos presenta un panorama realmente preocupante que demuestra hasta qué punto siguen arraigadas en las mentes de demasiadas personas las creencias misóginas, los ancestrales prejuicios sexistas que actúan como caldo de cultivo para este tipo de comportamientos, en los que, desgraciadamente, la edad tampoco parece ser un factor discriminativo o corrector.

Ante todo ello, la lectura del anteproyecto de ley integral resulta esperanzadora porque aborda los diferentes tiempos y escenarios que deben contemplarse para la erradicación de la violencia contra las mujeres.

Así, deben afrontarse urgencias inmediatas (como son la protección a las víctimas y el castigo a los culpables) que no permiten dilación. Pero también debe contemplarse la educación como arma preventiva. Si en la raíz del problema están los prejuicios y falsas creencias sobre lo que significa ser hombre o ser mujer, indiscutiblemente abordar el proceso de socialización en todas sus facetas es fundamental para la prevención. Educar para la igualdad y el respeto no sólo es tarea de la escuela, debe ser asumido como un compromiso de todas y todos sin excepción. Y, por supuesto, también como un compromiso de las universidades.

Es precisamente en las universidades donde se están formando los futuros y futuras profesionales en todos los ámbitos del conocimiento, y sin embargo, nada o casi nada se les está enseñando desde una perspectiva de género. Y todavía más grave, en un momento tan importante como el actual, donde se debaten los futuros planes de estudios y la convergencia hacia el espacio europeo de educación superior, vemos con estupor como también se prescinde sistemáticamente de esta perspectiva de análisis del conocimiento.

La universidad debe dar al alumnado herramientas eficaces para poder analizar la realidad y actuar sobre ella, para poder, a su vez mejorarla. Debe transmitir conocimientos, pero también valores, debe implicarse de manera valiente con el mundo real, adaptarse a los cambios sociales, y actuar como vanguardia intelectual. No se puede, pues tolerar que quienes debaten su futuro se olviden de que la construcción de las identidades personales y sociales, de las relaciones entre personas y entre grupos, de la concepción del mundo y de los mecanismos que lo mueven deben ser analizadas desde una perspectiva de género que amplíe y complete los puntos de vista tradicionales y, muchas veces claramente androcéntricos.

A día de hoy, los estudios de género y sus aportaciones deben tener un peso claro e indiscutible en la elaboración del conocimiento, en la construcción de un mundo más igualitario y justo y en la prevención y erradicación de situaciones de clara vulneración de los derechos humanos, una de cuyas más claras muestras es la violencia contra las mujeres. Por ello no podemos asistir impasibles al intento de obviar esta realidad y consideramos imprescindible que toda la comunidad universitaria se implique y aporte su dosis de compromiso. Ahora es el momento oportuno, la ley integral contra la violencia de género lo precisa, y la sociedad lo demanda.

*Esperanza Bosch y Victoria A. Ferrer Profesoras de la Universitat de les Illes Balears.

Esperanza Bosch es la directora del Observatorio para la Igualdad de Oportunidades de la UIB y Victoria A. Ferrer la responsable de temas de género en el citado Observatorio.



2004-06


Otros textos

Violencia contra las mujeres :
Educación

Quizás también te interese

Violencia de Género contra la(s) Mujer(es) con disCapacidad(es)

Este artículo pertenece a un Proyecto de Investigación más amplio sobre (...)


Pido a los hombres italianos y extranjeros que no sean cómplices

El padre de Hina la ha asesinado para que no “se volviese como las (...)


Hallan el cadáver de otra mujer asesinada en Ciudad Juárez

Con el asesinato de otra mujer, reportado este lunes, suman 19 los (...)


Más terkas ke nadie

Es “La Mansión del Terror” donde futuros hombres comprueban (...)


Burkas para sus señorías

Hace unas semanas el Parlament debatió una propuesta de Ciutadans por la (...)


Volver a pensar en la violencia contra las mujeres

no podemos conformarnos sólo con identificar la ideología que allana el (...)


Manifestación en Madrid contra la guerra y la ocupación

MANIFESTACIÓN: Jueves 20 de julio de 2006 a las 19,30. Desde PUERTA DEL SOL (...)


1997 - 2014 Mujeres en Red. El periódico feminista
Error...

Error...

No se encuentra el archivo spiplistes_cron