facebooktwittergoogle_plusmailfacebooktwittergoogle_plusmail

Los medios de comunicación siguen destacando sobre los últimos acontecimientos de Egipto que las mujeres han salido a la calle para protestar por el maltrato del ejercito a “una mujer velada a la que se había golpeado brutalmente y arrancado la ropa“.

Las palabras que utilizamos para definir conceptos y situaciones no son inocentes y creo que deberíamos reflexionar sobre ello. ¿Hubiera sido menos grave la agresión a la mujer de la foto si no hubiera llevado velo? ¿Hubiera sido menos ultraje si la chica que quedó medio desnuda en mitad de la calle y a la que después patearon NO hubiera llevado la cabeza cubierta?.

Quiero pensar que no es así. Estoy segura que para las miles de mujeres que han salido a la calle para protestar por la violencia de género de la que son víctima por parte del ejército NO ES ASÍ. Pero lo cierto es que la idea que estamos reproduciendo una y otra vez en el pie de foto es subrayar la gravedad del detalle del ultraje de “una mujer que llevaba velo”.

Con con frecuencia se asocia el peligro de las agresiones sexuales a cómo van vestidas las mujeres.

“Las niñas que fueron detenidas no eran como su hija o la mía”, dijo el general. “Estas fueron manifestantes que habían acampado con hombres en las tiendas de campaña de Plaza Tahrir, en las cuales se hallaron cócteles Molotov y drogas”.
El Cairo, Egipto: Defienden los ”controles de virginidad” a detenidas

El ejercito egipcio asegura que se condenará a los culpables de los abusos a mujeres. Que empiecen por los generales!!

P.D. Para saber más sobre la Marcha de mujeres por la dignidad os recomiendo GlobalVoices.