facebooktwittergoogle_plusmailfacebooktwittergoogle_plusmail

En estos días en los que los medios de comunicación tanto hablan de la importancia de las llamadas “nuevas tecnologías” para hacer un seguimiento de la evolución de los acontecimientos en Irán me parece especialmente interesante mirar la otra cara de la moneda y hablar de las estrategias de los gobiernos para contrarrestar el proceso. Y clave, tener en cuenta las complicidades de las empresas para desarrollar tecnología que faciliten ese control.

El texto que la periodista estadounidense Amy Goodman acaba de publicar, pone el dedo en la llaga:  Libertad de Expresión vs. Vigilancia en la Era Digital.

¿Cuál es el papel de empresas como Nokia, Cisco… yo añadiría sin duda Microsoft para facilitar a gobiernos como China e Irán sus labores de control sobre el uso de las TIC que la ciudadanía cree que está usando “libremente”? Goodman traslada también la pregunta a Estados Unidos. Sin duda… para reflexionar.

Publicado en mi blog de QI – The Intelligence Reserve Social