facebooktwittergoogle_plusmailfacebooktwittergoogle_plusmail

Es el título de un artículo que hoy publica “El País” y que situa los elementos de un debate especialmente interesante.

Avanzo mi tesis… Sarah Heath (Palin) no es feminista pero se beneficia de los frutos de una lucha histórica del movimiento feminista que durante siglos reclama los mismos derechos para las mujeres que los que tienen los hombres, algo que no me parece malo ya que el movimiento feminista lucha por los derechos de todas las mujeres sean o no feministas.

Recuerdo hace algunos años una conversación con Amelia Valcárcel uno de nuestros referentes más lúcidos en teoría feminista. Recuerdo que Amelia me dió una referencia practica que me ha ayudado mucho a situarme: el límite está en la cuestión de los derechos sexuales y reproductivos, un tema clave en la lucha por los derechos de las mujeres y un tema en el que por cierto Sarah Palin se ha posicionado sin ambigüedad con su militancia antiabortista.

Hay un término que en América Latina se utiliza mucho y que quizás debamos empezar a rescatar para poder definir el “fenómeno Palin” y es el de “mujerismo” que tiene como valor positivo imperante el sexo -el ser mujer- al margen de cuestiones ideológicas.

Lo que si parece cierto es que las nuevas circunstancias obligan a reevaluar las estrategias del movimiento feminista y sus prioridades aunque personalmente no tengo claro que el protagonismo de Hilary Rodham y Sarah Heath en la carrera presidencial pueda considerarse como el signo evidente de que por fin se haya podido superar “el techo de cristal” y se haya abierto la puerta para que cualquier ser humano mujer pueda tener las mismas posibilidades que un ser humano hombre en este terreno. El tiempo lo dirá.

Personalmente celebro que Hilary y Sarah se hayan podido beneficiar de la lucha histórica del movimiento feminista contra la exclusión de las mujeres y también el hecho de que ésta circunstancia haya permitido la “normalización” en los grandes medios de comunicación de la referencia al “feminismo”. Ahora queda “afinar” en la utilización del concepto, así que propongo este enlace de Mujeres en Red sobre CLAVES DE FEMINISMO para seguir avanzando.