facebooktwittergoogle_plusmailfacebooktwittergoogle_plusmail

No queremos ser princesas Los centros de ocio para niñas “Princelandia” no son inocentes… el modelo de sumisión que se está inculcando a las niñas desde pequeñas es una responsabilidad social.

La clave está en la educación. Es imprescindible la coeducación.

SuperLola es un ejemplo de que las niñas y niños pueden divertirse de otra manera.

Espero que os interese mi reportaje.

Gracias a SuperLola, Ana de Miguel y Projecte Ellas por sus aportaciones 😉

Sigue en Twitter: #StopPrincelandia

 

Y no os perdais a SuperLola