facebooktwittergoogle_plusmailfacebooktwittergoogle_plusmail

Esta semana de protestas parecen haber despertado a la ciudadanía y la propia presidenta Rousseff ha reconocido que lo asume como advertencia del sentir de la calle: “Es la ciudadanía, no el poder económico, la que debe ser escuchada en primer lugar” ha dicho.

En el discurso anoche de la Presidenta Dilma Rousseff -recomiendo escucharlo al completo para seguir de cerca los matices de la información sobre Brasil-  se ha marcado la línea roja: respeto a quienes se están manifestando en la calle -algo normal en una democracia ha dicho-, dispuesta al diálogo pero firme para combatir los actos violentos y el vandalismo.

Planes concretos de trabajo, propuesta de reuniones con los movimientos que han liderado la protesta, reuniones también con gobernadores, alcaldes y equipos técnicos y políticos para intentar buscar soluciones de consenso.

Entre el anuncio poco destacado por los medios pero para mi significativo, la decisión de invertir el 100 por % de los beneficios del petróleo en educación

En una Carta abierta de los movimientos sociales a Dilma Rousseff se propone la realización, con urgencia, de una reunión nacional, que incluya a los gobiernos estatales, los alcaldes de las principales capitales y los representantes de todos los movimientos sociales.

El movimiento Passe Livre, iniciadores de las manifestaciones en Sao Paolo hace una semana, ha advertido de la existencia de grupos de ultraderecha que con actos violentos intentan desprestigiar las manifestaciones.  

Medios políticos destacan la necesidad de que Rousseff abra un diálogo directo con los manifestantes, en su gran mayoría jóvenes, estudiantes universitarios y gente de clase media que sufre las limitaciones de una desproporcionada distribución de la renta.

Y… claro, también dar respuesta al movimiento de las redes sociales. Recomiendo especialmente en este sentido la lectura de esta entrevista a Marcelo Branco, un referente sobre Software Libre y Conocimiento Libre de Brasil.

Hace un par de días Marcelo Branco y otros líderes brasileños de las redes sociales participaron en un hangout de Google +  con el gobernador Tarso Genro  sobre “Lo que dicen las calles”.  Si teneis un rato para investigar más a fondo el tema, os recomiendo escucharlo directamente los argumentos que se ponen sobre la mesa.

Por cierto… Brasil -según estadísticas regionales- figura entre las naciones más desiguales del continente, donde el salario mínimo no supera los 330 dólares y el sueldo de un magistrado alcanza los 12 mil dólares mensuales.

 


Ver vídeoDilma Rousseff ofrece diálogo a los manifestantes

En el blog del Telediario Fin de Semana